Técnicas de Tapizado

El capitoné consiste desarrollar un acolchado modulado en rombos, generalmente sobre el espaldar de cama, sofás y poltronas. Esta modulación se produce por medio del cosido rítmico de botones sobre el tapiz de paño o cuero del mueble. Las arrugas que se producen con esta técnica le dan el carácter inconfundible a esta técnica de gran artesanía.

Es importante saber que se puede producir un falso capitoné, con un aspecto semejante, pero menos costoso. En lugar de una única pieza de tela o piel, se recortan cuadrados para ahorrar tejido, y en lugar de arrugas se realizan costuras en cuyos vértices se colocan los botones. De presencia similar, esta técnica es por supuesto de menor precio.

Esta técnica se popularizada en el sofá Chester y también se suele aplicar sobre butacas, sillas, sillones y cabeceros de cama.

El término capitoné proviene del verbo francés “capitonner”, que significa acolchar o tapizar y cuyo participio es “capitonne”. El castellano lo recogió pero quitándole una “n” innecesaria en este caso.

Nota: Estéban Murua